Vicente P.

Por ese precio acudo dos veces al fisioterapeuta de mi barrio. Eso es lo que pensé al ver el servicio, sin embargo el fisioterapeuta que se ocupó de mi consulta estuvo más de 45 minutos conversando conmigo en la videollamada, aclarándome conceptos y eliminando mis miedos. Me envió información muy útil de altísima calidad. Durante las 4 semanas que estuve haciendo la rutina tuvo un seguimiento muy cercano, ¡incluso me echo la bronca por no hacer mis ejercicios durante 3 días!