En pacientes con espondilitis anquilosante, el ejercicio aeróbico de alta intensidad no exacerba la actividad de la enfermedad y se asocia con una reducción de los síntomas" - Sveeas et Al. (2019)