El ejercicio y el masaje podrían utilizarse para proporcionar mejorías en las mujeres con fibromialgia. Sin embargo el grupo de ejercicio mostró más ventajas que el grupo de masaje por lo que el tratamiento basado en el ejercicio debería ser el preferido para los pacientes con fibromialgia" - Ekici et Al. (2017)